Trucos para Ligar

Mi nombre es Vanessa Martín, y soy real

jueves, febrero 17, 2005

¿Cuando somos unas calienta-pollas ?

Hoy voy a hablar de las calientapollas, esas que supuestamente vamos calentando al personal sin luego llegar más lejos. ¿Cuándo se trata de calientapollas y cuándo de simple juego de seducción? He ahí la cuestión. A lo mejor son lo mismo. Vamos a poner un caso: conozco a un chico una noche, el tío me gusta, hablamos, bailamos un rato, nos reimos y nos damos unos besitos. Llega el final de la noche, nos intercambiamos numeros de telefono y esperamos a que Cupido cumpla su cometido. Al día siguiente él comentará a sus amigos: "He pasado una noche fantastica con una chica pero resultó ser una calientapo... solamente me dio besos y me calentó". Y yo sin embargo, contaré a mis amigas que "pasé una noche fantastica y que espero que el chico me llame". ¿Vivimos en mundos distintos? ¿Hemos pasado noches diferentes? ¿O puede ocurrir que él comente que soy una calientapollas porque no me he acostado con el? ¿En que momento de la noche decidió el que yo era un calientapollas? ¿Cuando estaba dandole besos o cuando no quise acostarme con el? No quise acostarme con el. ¿Eso es pecado? ¿Por eso soy una calientapollas? Besos.

10 Comments:

  • At 18 de febrero de 2005, 18:38, Blogger Alvalitros said…

    no t comas la cabeza. total...si t acuestas con el en vez d calienta pollas vas a pasar a ser un zorron asi k hagas lo k hagas t van a decir algo.
    Moraleja:pasa de lo k t digan y haz lo k t apetezca

     
  • At 20 de febrero de 2005, 2:20, Blogger forajido said…

    Hola Vanesa...

    Aquí estoy escribiéndote a las dos de la madrugada de un sábado. Estaría mejor en la calle, de juerga por ahí... pero Europa me necesita como vocal de una mesa electoral mañana a las 07:00. Una Constitución que te obliga a madrugar los domingos no puede ser buena. Sólo por eso ya merece un NO.

    Pero no hablamos ahora de eso. [Modo Épico ON] Buscas, oh Vanessa, un alma gemela profunda y sincera. Sé entonces profunda y sincera. Seguramente nos gusten las mismas cosas; las tardes en el monte, el pasar tonto de las nubes, las caricias frente al mar, la luz del cielo, los gorriones suaves...

    Pero nos gustan todavía más las cosas que no pueden ser. Lo dijo un poeta que murió de cirrosis:

    "No quiero rosas cuando haya rosas,
    las quiero cuando no las pueda haber.
    ¿qué puedo hacer yo con las cosas
    que puede cualquier mano coger?"

     
  • At 20 de febrero de 2005, 15:09, Blogger Carpe Diem said…

    No creo que puedas confundir un juego de seducción con un "calentamiento global" en toda regla.
    Los juegos de seducción son inocentes, se basa en miradas, sonrisas, dobles sentidos... Cuando una tía te calienta es cuando empieza algo más que los roces inocentes, cuando se pierde esa ingeniudad en el juego y es todo mucho más directo. Pero para ello hay que estar atentos a la persona con la que se está jugando. En el momento que se vea que la otra persona ya no interpreta lo que estais haciendo como un simple juego es el momento de cambiar y dejar de jugar. Es mucho más placentero mantener una conversación agradable con una chica un Sábado por la noche que un juego en el que se produzcan confusiones.
    Normalmente pasa lo que dice Alvalitros (hazle caso que es un sabio)

     
  • At 21 de febrero de 2005, 18:58, Blogger forajido said…

    Ya abandonó el Blog !!
    Ya abandonó el Blog !!

    Cuatro días sin postear, eso es que ha perdido las copas de la apuesta mwahahahaha :)

     
  • At 21 de febrero de 2005, 18:58, Blogger NaSz said…

    En tu ejemplo el tipo es un capullo, pero lo que es mejor, él se lo pierde por necio.

    Con desconocidos, ignora lo que piensen, sólo uno mismo puede juzgarse. Si a él no le gusta tu actitud, que se busque a otra, a tí no te merece la pena.

    El ligoteo es un juego sin reglas escritas, cada uno adopta y acepta las suyas. Lo que a uno le puede parecer una actitud de calientapollas, a otro le puede parecer un juego de seducción que no acaba en una noche sino que se extiende a otras, saboreando el deseo contenido y la excitación del juego.

    Eso sí, el/la que juega con el calentón lo sabe perfectamente (cada vez hay más pives que lo hacen).

    Por cierto, aquellos que se acuestan con una tía para luego andar comentando que era un zorrón son imbéciles profundos como poco, igual que los mandriles que le escuchan y le jalean. ¿Es que no ha hecho él lo mismo?

    Y no, no todos los pives le damos unas palmaditas en el hombro al colega cuanto te cuenta los putadas que van haciendo o los comentarios de macho medieval. En realidad sólo nos perjudica a los que no somos así de gilipollas, por que nos hacen parecer a todos igual de subnormales.

     
  • At 3 de abril de 2008, 19:36, Blogger metal_thraxer said…

    mujer, ahi no lo eres, lo que si lo son, son las que van calentando,luego las llama uno bastantes veces y no quieren nada, o luego sueltan ''esque tengo novio'', ahí si se da el caso, pero tu no lo eres, un saludo.

     
  • At 13 de junio de 2008, 14:09, Blogger SharkMan said…

    Bueno, que el chico diga o no que la chica fuese una calientapollas depende de varias cosas:
    1 - El carácter de cada uno.
    2 - Que el chico y la chica quieran "bailar el chiki-chiki" o no.
    3 - Si, en el momento de conoceros, él llevara su instrumento más grande que un boli bic, dice mucho, también.

    Como anécdota, hoy mismo me he encontrado a una amiga que hace tan sólo un año la conocí. Íbamos en el metro con más amigos, cuando veo que se pone en posición para "hacer el tiki-taka de Salinas" y se me pone más tiesa que la flauta dulce de las sopranos. Ella empuja y acomete con fuerza mi atributo, y se emociona. En eso que, aún cuando nadie se ha dado cuenta, me hecha una mirada de jugueteo y diversión y se va hacia uno de mis amigos... Podéis juzgar vosotros mismos, pero a mi me ha dejado con un buen palmo de... prefiero no continuar la frase...

     
  • At 17 de abril de 2010, 18:10, Blogger Germán said…

    Lo que narras en tu historia no es sinónimo de calientapollas, sólo es un "pasarlo bien" y a ver si llega a más. En cambio, yo creo que la actitud de una amiga mía si puede ser calificada como calientapollas, ahí va:

    A esta chica la conozco hace 4 meses, un día me dijo que quería venir a mi casa para conversar, al final terminamos en la cama; después de los preámbulos y en la mitad del acto sexual, me dice que mejor no que no se sentía bien, y me dejó a medias! (bueno pensé que pudo ser los nervios). De ahí, otro día vino, otra vez, a mi casa y la misma historia, y ya me pareció cachondeo. A pesar de eso, le acepté que venga otras veces a mi casa, pero no pasaba nada. Sin embargo, un día fuimos de nuevo a la carga, pero esta vez sólo quedó en los preliminares, pero ella si llegó porque le estaba tocando el clitorís y después ya se le bajó la calentura y joder! la misma historia. Así que ahora cuando me llama le digo que ya no quiero que venga a mi casa ni tampoco tengo ganas de salir con ella y ahora claro está, se enfadó conmigo. Eso si considero que es una verdadera calientapollas.

     
  • At 5 de febrero de 2011, 22:32, Blogger monet said…

    Eres una calientapollas, no le des más vueltas.

     
  • At 10 de mayo de 2013, 15:27, Blogger José Manuel said…

    Bueno, por lo que he leido, si le pasas tu numero esperando que te llame, no eres una calientapollas, así de claro.

    La calientapollas busca esencialmente subirse la autoestima a costa de engañar al tío, es decir, voy a ponerte a tono para sentirme atractiva y luego que te den porque a fin de cuentas, soy incapaz de realizarme de una forma más constructiva.

    Zorron es si siempre das sin capacidad de compromiso, la palabra más importante de esa frase es siempre, si a ti te gusta el sexo libre, no eres un zorron, lo eres si es el único tipo de sexo que puedes dar.

    Para que quede más claro:

    En tu historia, si tú comentas con tus amigas:
    " he sido capaz de atraer a tal tipo, todavía me conservo genial" eres una calientapollas.

    Zorrón:

    Sí me gusta fulanito, y menganito, y pascualito... Pero es que estoy muy ocupada con [Ponga su excusa aquí]

    En tu caso, si esperabas de verdad su llamada, no lo es

     

Publicar un comentario

<< Home